fbpx

LA BELLEZA DE LAS PEQUEÑAS HISTORIAS

En esta serie de cuentos que constituye la segunda obra literaria de Lucas Martín Báez, el autor explora el universo de la cotidianeidad con una mirada sencilla, despojada e íntima.

Inspirado en vivencias ordinarias, relata con humor y un dejo de melancolía, historias extraordinarias que ilustran sin pretextos la naturaleza de los sentimientos humanos. Desde las emociones más simples a las más complejas, estos relatos trazan un recorrido que nos invita a repensarnos a nosotros mismos.

“Estos relatos son un homenaje al universo de lo cotidiano que nos abraza día a día.” 

Lucas Martín Báez

Elegí entre las siguientes presentaciones

Promoción lanzamiento

Promo 1

Relatos que cuentan  en los dos formatos: impreso y digital.

Comprar
Promo lanzamiento

Promoción lanzamiento

Promo 2

Adquirí los dos libros de Lucas M. Báez: Relatos que cuentan  y Vivencias oníricas.

Comprar
Promo lanzamiento

También podés conseguir un ejemplar en:

Librería Tras los pasos

  • La Rioja 1946. Posadas. Misiones.
  • Posadas Plaza Shopping (Bolivar 1879 planta baja, local 22).
  • 9 de Julio 810. Oberá. Misiones.

La casa del ángel

Belgrano 1880. Posadas. Misiones.

El stand itinerante de libros de Ana Barchuk

Ana Barchuk De Rodriguez es una escritora y promotora cultural que recorre la provincia de Misiones exponiendo una gran colección de libros escritos por autores misioneros.

La casa del angel
Escritores misioneros

Lo acabo de decir y esa herramienta me da la razón: a los problemas hay que sacarlos; todo aquello que sobra hay que removerlo con precisión y justicia.

Visceral

Su silueta, marcada por las tiras de su vestido azul, inspiraba al otoño y a cualquier deseo varonil.

La galaxia de Tania

Yo estaba aturdido cuando lo vi saludándome con alegría, mientras a tres metros de mí los oficiales lo injuriaban.

La visita

Aún hoy, si cierro los ojos, puedo reconstruir de manera vívida la disposición y los objetos de mi cabaña; el único hogar que tuve en mi vida.

Yelmo

El cansino caminar del bichito lo convenció de que éste no era un enemigo, sino un pequeño amigo indefenso que lo vino a buscar para jugar.

El protector