fbpx

Géneros literarios: distintos caminos para comprender visiones del mundo.

Géneros literarios: distintos caminos para comprender visiones del mundo.

Hoy nos vamos a poner un poquito teóricos, porque a la creatividad hay que acompañarla también de conocimientos y práctica. Vamos a arrancar hoy con los géneros literarios, esta temática apasionante que, sin dudas, nos permitirá avanzar en la compresión de los textos que leemos y además, nos dará más herramientas para lanzarnos a escribir.

Adentrarnos en el mundo de los géneros literarios es comenzar a comprender desde las bases cómo es la estructura que sostiene las distintas historias que propone la literatura, así que… ¡allá vamos!

 

Definamos “géneros literarios”

Los géneros literarios son categorías que permiten clasificar los textos literarios dependiendo de su temática, el contenido, la extensión o el tono. Nos ayudan a ubicar mejor el tipo de lectura o redacción que queremos realizar; dan un marco de referencia al lector y al escritor de una obra, ya que mantienen una estructura que la caracteriza y define.

La división en géneros responde, de alguna manera, a la necesidad de catalogar las expresiones literarias que van surgiendo con el paso del tiempo. Esto significa que los géneros literarios han ido cambiando, incorporando variaciones, dejado de existir o han surgido nuevos. No obstante, siempre hemos de empezar por la clasificación que estableció Aristóteles en su libro Sobre la Poética, alrededor de 335 a. C.

 

Tipos de géneros y sus características

Aristóteles dividió a la literatura en cuatro tipos de géneros: épico, lírico, dramático y didáctico. Las principales características esos géneros literarios eran:

 

  • Épico o narrativo. Se trataba de narraciones que contaban una historia verídica o ficticia, en especial, relacionada a acontecimientos heroicos de la antigüedad. Las temáticas que predominaban eran el nacionalismo, los sentimientos colectivos y las tradiciones. En la actualidad se reconoce a este género con la novela.
  • Lírico. Consistía en la descripción de emociones y sentimientos a través de la poesía. Se estructuraba en prosa, y utilizaba recursos estilísticos como la metáfora o la comparación. La finalidad de los poemas no era contar una historia, sino transmitir ciertas emociones respecto a un acontecimiento.
  • Dramático. Era un diálogo entre personajes que entraban en acción en un escenario y representaban una obra frente a una audiencia. El objetivo era entretener o conmover al público.
  • Didáctico. Se trataba de una descripción cuya finalidad era explicar o dar a conocer una idea para convencer al lector. No priorizaba los recursos estilísticos o el tipo de narrativa, sino la capacidad del escritor de convencer al lector sobre su hipótesis. Hoy reconocemos este género como ensayo.

Aristóteles

Además, Aristóteles planteó diversos subtipos de categorías literarias dentro de cada género, para orientar al espectador o lector sobre qué trataría la obra que vería o leería. Esta organización también permitió que los escritores optimizaran sus recursos lingüísticos, a partir de estructuras narrativas que les permitían desarrollar mejor su propio estilo. A continuación veremos los principales subgéneros de cada categoría, de acuerdo a la clasificación de Aristóteles.

 

Subgéneros épicos

  • Cuento: Narración breve que contaba el desarrollo y el final de un acontecimiento, con la intervención de pocos personajes. Ej.: El gato con botas.
  • Novela: Narración más extensa que el cuento con un argumento más complejo que incluía descripciones y pensamientos de los personajes (que solían ser numerosos). Ej. Como agua para chocolate, de Laura Esquivel.
  • Poema épico:Descripción que buscaba transmitir emociones de manera solemne y formal, a través de historias con hazañas que exaltaban el patriotismo. Por ejemplo, La Eneida, de Virgilio.
  • Cantar de gesta:Historias de aventuras con personajes particulares, que solían ser más informales y divertidas para el lector en comparación a los cuentos. Por ej.: El Poema de Mío Cid.
  • Romance lírico: Narraciones que incluían temas variados y hasta antagónicos, como acontecimientos bélicos, amoríos y desencuentros, que buscaban sumergir al lector en una novela de aventuras. Ej.: Romance del prisionero.

Subgéneros líricos

  • Canción: Relacionada con cuestiones amorosas, sentimientos o emociones.
  • Oda: Relacionada con reflexiones más profundas y solemnes en torno al amor y al sacrificio. La oda generaba en el público una reflexión más profunda que la canción.
  • Elegía: Relacionada con cuestiones melancólicas, desgracias o lamentos por la pérdida de un ser querido.
  • Sátira: Relacionada con temáticas graciosas que aludían a la época, a través de la ironía o la burla hacia uno de los personajes.
  • Himno: Relacionado con sentimientos patrióticos o religiosos que identificaban a una población o grupo.

 

Subgéneros dramáticos

  • Comedia: Representaba un conflicto o trama, pero con un enfoque alegre y divertido. Se caracterizaba por tener un desenlace feliz.
  • Drama: Representaba conflictos dramáticos, como desengaños, problemas familiares o abandono, que incluían pequeños intervalos cómicos.
  • Tragedia: Representaba conflictos trágicos, en especial, relacionados a la realeza, la nobleza o sectores de poder de la sociedad que terminaban con un desenlace fatal.

Tragedia

Subgéneros didácticos

  • Biografía: Texto que describía la vida de una persona, pero que era escrito por otra. Cuando un individuo escribía su propia historia de vida se denominaba autobiografía.
  • Ensayo: Texto que se escribía en prosa de tipo solemne y formal y que sintetizaba una hipótesis o nuevo tema a conocer.
  • Crónica: Texto que recopilaba diversos acontecimientos que eran narrados en orden cronológico.
  • Oratoria. Discurso que se basaba en la habilidad y elocuencia del orador para atraer la atención de un público y lograr que acepte su idea o hipótesis.

Y hasta aquí hemos llegado con la clasificación de los géneros literarios de acuerdo a la visión de Aristóteles. Es una catalogación clásica que, lógicamente, ha tenido muchas mutaciones hasta llegar a los géneros tal como los conocemos en la actualidad, pero sin conocer esta base, es más difícil ubicarnos en el universo literario.

Como verán, este fantástico tema de los géneros literarios nos deja mucha tela para cortar (y seguiremos profundizando en próximos posteos) y muchos mundos por explorar. Al mismo tiempo, los géneros nos dejan marcado un camino que podemos aprovechar para seleccionar nuestras futuras lecturas y, ¿por qué no?, para ordenar nuestras ideas y empezar a escribir.

Ahora, ¿qué te pareció este post? ¿Conocías esta clasificación? ¿Pudiste identificar alguna de tus lecturas con estos géneros?

Dejanos tu comentario. ¡Queremos leerte!

Agregar Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *