fbpx

Fiesta de San Juan: una noche mágica para soñar, imaginar y crear

Fiesta de San Juan: una noche mágica para soñar, imaginar y crear

¿Te pusiste a pensar que siempre que nos estamos acercando a la Navidad nos ponemos a hacer balances? Es cierto que por la proximidad del fin de año, tendemos a querer cerrar ciclos, hacer una repaso de lo hecho, las cosas logradas, las que quedaron pendientes, las que más vale olvidar… Pero también hay otra fecha que es muy especial para realizar estos balances, despojarnos de lo que ya no queremos en nuestras vidas y llamar a los buenos augurios: se trata de la Noche de San Juan, que celebramos el 23 de junio. Una noche mágica que nos invita a dejar volar nuestra imaginación y construir historias.

 

Tradiciones paganas

En realidad, esta noche tan especial era la fiesta de celebración del solsticio de verano en el hemisferio norte, e involucra festejos rituales que se vienen haciendo desde el 5000 a.C. En muchas culturas se cree que durante esta noche se abren portales mágicos con el mundo divino y entonces los elementos de la Naturaleza nos ofrecen sus bondades. Por eso, en algunos lugares es tradicional recoger hierbas medicinales al amanecer, pues se cree que durante esa noche y con el rocío del amanecer se potencian sus propiedades.

En algunos pueblos de tradición celta, es el agua el elemento que cobra mayor importancia, y muchos de los rituales se realizan a orillas del mar.

Pero sin dudas, es el fuego quien cobra central importancia como elemento transformador y purificador. La tradición pagana cuenta que, para ayudar al sol, para darle más fuerza, había que encender hogueras para animarle y prolongar la luz. De ahí la tradición de las hogueras, como un festejo al sol. En algunos lugares, incluso, se realiza la quema de un muñeco.

Además, la noche de las hogueras era un día mágico: el mejor momento para espantar los malos espíritus, cortar con todo lo malo del año (por eso se quemaban enseres antiguos), y hacer promesas por el amor y la fertilidad. Para eso hay distintos tipos de ritos, que lo único que buscan es: ¡que se cumplan los deseos!

También vale decir que, mientras en el hemisferio norte se festeja el solsticio de verano, en el sur celebramos el solsticio de invierno. Podríamos relacionarlo con la fiesta del Inti Raymi, una fiesta de adoración a Inti, el dios Sol inca. Y justamente eso es lo que se celebra en países como Perú, Ecuador y Colombia. No obstante, en otras ciudades y pueblos de América se celebra de todos modos la Noche de San Juan como parte de la cultura heredada de los inmigrantes, en especial españoles y portugueses.

 

Tradición cristiana

Por su parte, el cristianismo adaptó esta fiesta pagana antiquísima a su propio calendario, transformándola en el cumpleaños de San Juan Bautista. Desde entonces la fiesta dejó de realizarse el día del solsticio (21) para pasar al día 23, pero se mantuvo la hoguera como símbolo central: lo que se realiza tradicionalmente es celebrar una fiesta alrededor del fuego y que un sacerdote lo bendiga.

Hay personas que a provechan ese fuego para quemar viejos objetos simbolizando la transición o el final de la Antigua Ley y dejar paso a la Nueva Ley en Cristo. También es el momento apropiado para quemar viejos sacramentales que ya no tengan uso (como viejos escapularios), ya que el fuego es uno de los métodos aprobados para desechar artículos bendecidos.

 

Rituales

Cuando la Noche de San Juan se acerca, muchos preparan algunos rituales para atraer la suerte, la mayoría de ellos, antiguos ritos paganos que se han popularizado.

En ese sentido, hay 3 elementos esenciales a tener en cuenta de acuerdo a las antiguas tradiciones: el fuego, el agua y las hierbas. Esas son las “fuerzas”  que despiertan en la Noche de San Juan, y a las que hay que invocar para lograr la buena suerte durante todo el año.

 

Fuego

Su poder es el de alejar la mala suerte. Entonces se puede aprovechar para quemar aquellos objetos que representan lo que se quiere dejar atrás, lo que no ha salido tan bien, e incluso se puede escribir una lista con todo lo que queremos olvidar. Se trata de cortar la “mala racha”.

Otra forma es saltar la hoguera o caminar sobre las brasas, para estar protegido del mal durante todo el año.

 

Agua

Siempre es símbolo de pureza. Dicen que a partir de la medianoche, ella se transforma mágicamente en un elemento milagroso, capaz de curar dolencias y atraer la felicidad. Esto es fácil de realizar si se vive cerca del mar, ya que consiste en saltar hacia atrás 7 o 9 olas (dependiendo de la tradición), y pedir un deseo para finalizar.

Otra opción es bañarse en el rocío de la noche. Durante la madrugada, visitar el campo con la menor ropa posible y dejar que el rocío bañe tu cuerpo. Así la persona se purifica y atrae la buena suerte.

 

Hierbas

Como mencionamos antes, se cree que durante esta noche las plantas aumentan sus propiedades benéficas. Por eso la tradición dice que es bueno salir a buscar hierbas medicinales, para después colgarlas de la puerta de tu casa.

Se recomienda recoger: tomillo, romero y hierba de San Juan. La idea es meterlas en agua y dejarlas al rocío toda la noche. De esta forma se potencian sus cualidades mágicas y nos atraerán protección y buena fortuna. A la mañana siguiente, podemos lavarnos la cara con esa agua de hierbas, o más partes del cuerpo si así lo deseamos.

 

Pruebas de San Juan para el amor…

En la Noche de San Juan muchos se proponen conseguir el amor, mantener la felicidad en la pareja o cortar por fin con algún amor del pasado. Hay diversos rituales para lograr estos objetivos, por ejemplo…

  • ¿Querés encontrar el amor? Antes de medianoche de la noche de San Juan, encender dos velas rojas, escribir en un papel tu nombre y el de la persona a la que quieres atraer. Poner en una olla con agua el papel junto a tres partes de milenrama, tres de lavanda, tres de verbena, 12 pétalos de rosa y una parte de jengibre. Dejar hasta que hierva, colar la infusión, dejar enfriar y rociar la poción en el dormitorio.
  • ¿Necesitas despejar dudas sobre varios pretendientes? Llenar un cuenco con agua e introducir el nombre de cada uno de los pretendientes, colocar debajo de la cama durante la noche de San Juan y a la mañana siguiente, el papel que esté abierto será el de la persona que más te conviene.
  • ¿Deseas lograr la felicidad en la pareja? Al saltar la hoguera, arrojar una trenza de flores o cintas de colores, y si la persona amada la recoge antes de que llegue al fuego, la felicidad y buena fortuna para ambos se asegurará.
  • ¿Necesitas aclarar tus ideas? Para saber si la persona con la que estamos nos conviene, poner en un plato blanco un poco de agua y arrojar dos agujas dentro. Si las agujas se juntan significa que estamos con la persona correcta.
  • ¿Es hora de olvidar un amor del pasado? Dejar caer una yema de huevo en un vaso de agua a las 12 horas de la noche de San Juan, pensando en lo que nos preocupa. Dejar hasta el día siguiente y según las formas que haya tomado el huevo sabremos cómo resolver la situación.

 

Otros rituales

Aparte de los rituales para el amor, existen otras tradiciones de la Noche de San Juan, como por ejemplo:

  • Estar debajo de una higuera para aprender a tocar la guitarra: hay que colocarse debajo de este árbol a la medianoche y con una guitarra entre las manos.
  • Invitar a un desconocido: invitar a la primera persona que encontremos en la calle a participar de la celebración atraería la buena suerte.
  • Asomarse por la ventana: se dice que a la última campanada de la medianoche, si una soltera o soltero asoma su cabeza por la ventana, verá pasar a su futura pareja.
  • La tinta: A las doce de la noche, derramar tinta sobre una hoja de papel, después doblar dos veces. A la mañana siguiente, abrir los dobleces e interpretar el dibujo de la tinta, que traerá un mensaje importante.

 

Más allá de la variedad de rituales, lo más importante es la intención de quién lo realiza. Ese es el elemento más poderoso para activar la energía mágica de esta noche especial.

Todo lo que se desee de corazón, pensando en el bienestar personal y el de los demás, y agradeciendo lo recibido (de antemano), nos permitirá deshacernos de lo que ya no queremos en nuestra vida y atraer en los siguientes meses lo que sí deseamos.

Y no menos importante es el espíritu festivo de la Noche de San Juan, que invita a la gente a salir a las calles y celebrar, a olvidar las diferencias entre ellos y los problemas agobiantes, y a esperar lo mejor para año entrante.  Porque el Sol nos marca el renacimiento de la vida: todo se renueva y vuelve a comenzar.

Por ese espíritu tan especial, miles de historias se han escrito en torno a esta fiesta. Y no hay mejor ilustración para una fiesta que la música. Por eso, acá les compartimos estas canciones.

(Fiesta, de Juan Manuel Serrat, Versión censurada y original)

(Festa do interior, Gal Costa)

 

Traducción de la letra

Chispas, puntas de aguja

Brillan las estrellas de San Juan

Volados, chotis  y xaxados*

Abrazan de punta a punta mi corazón

Bombas en guerra mágica

Nadie mataba, nadie moría

En las trincheras de la alegría

Lo que explotaba era el amor.

En las trincheras de la alegría

Lo que explotaba era el amor.

(2X)

 

Y esa fogata que ardía

Que me mantiene caliente toda la vida

Noche eterna, siempre la primera

Fiesta del interior.

 

*ritmos musicales tradicionales

 

¿Sabías todo esto sobre la Noche de San Juan? ¿Tenés alguna historia de esta noche especial para compartir? ¿Te animarías a escribirla? ¡Contanos!

Agregar Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *